El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

Sale Merino y entra un Joven Prat

La Armada retiró la estatua del excomandante José Toribio Merino del frontis del Museo Marítimo Nacional de Valparaíso, luego que la Corte de Apelaciones de Santiago acogiera un recurso de protección, ingresado por víctimas de violaciones a los derechos humanos en dictadura.

En reemplazo dejó la de un joven Arturo Prat, en su época de cadete.

El fallo de la Corte señala que si bien no se puede desconocer la condición de excomandante en Jefe de Merino, fue en dicho cargo que “participó y dirigió las fuerzas navales en contra del gobierno de la época, legítimamente constituido y que, a contar del 11 de septiembre de 1973, se instauró en el país un régimen de facto”.

- Publicidad -

- Publicidad -

Luis Mariano Rendón, abogado que presentó la acción judicial en la Corte de Apelaciones, señaló que “Toribio Merino, como es sabido, fue el cabecilla del golpe de Estado de 1973, usurpador del mando de la Armada, no era el legítimo comandante en Jefe (…) Merino, en su calidad de integrante de la junta de Gobierno es uno de los principales responsables de todos los crímenes, de todas las violaciones de derechos humanos cometidos en la dictadura”.

Desde que se acogió el recurso, la Armada tuvo cinco días para el retiro de la estatua, medida a la que no apeló.

“Yo valoro el hecho, marca una contrapartida con el Ejército. Nosotros interpusimos un recurso similar a este el año 2019 contra el Ejército de Chile, por negarse a retirar una fotografía y una placa conmemorativa que mantenía en distintas unidades en homenaje a Manuel Contreras, director de la DINA, uno de los principales criminales de la historia de Chile atendida la cantidad de años y la cantidad de condenas”, añadió Rendón.

En este caso, el Ejército apeló ante la Corte Suprema, medida que fue criticada por el abogado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.