El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

Amenaza de tiroteo generó suspensión de clases en colegio de Quilpué

El Colegio Liahona de Quilpué decidió suspender las clases presenciales para este miércoles 30 luego de conocerse una amenaza de tiroteo que circula por redes sociales, después de ser publicada en la cuenta de Instagram denominada «Confesiones Liahona».

Miembros de la comunidad educativa denunciaron ante Carabineros que en ese perfil apareció la frase «ola no vayan el miércoles 30 pq va a haber un tiroteo en el colegio».

Posteriormente, el establecimiento indicó en un comunicado que la Seremi de Educación le sugirió suspender la jornada, y en lugar de las clases presenciales, invitó a «todos nuestros estudiantes a que mañana miércoles se conecten puntualmente a las clases online, tal como está establecido en el horario de clases, y reanudaremos las clases presenciales el día jueves 31 del presente».

- Publicidad -

- Publicidad -

El subteniente Jaime Chávez, jefe (s) de la Tenencia El Belloto de Carabineros, indicó que tras recibir la denuncia, «de forma inmediata se puso en conocimiento al mando de la unidad para disponer de servicios preventivos en las inmediaciones del colegio».

A su vez, se efectuó una reunión en la que se realizó una planificación «para enfrentar esta situación que nos está afectando, como también se entregó una serie de recomendaciones para enfrentar estas situaciones de violencia«.

En poco más de 24 horas se han registrado dos amenazas similares: el primero se reportó ayer lunes en un liceo de Quinta Normal, y el segundo fue advertido por un establecimiento de Valdivia este martes.

MUNICIPIO ABOGA POR LA PREVENCIÓN

Por su parte, el delegado provincial de Marga Marga, Fidel Cueto, señaló que «estamos trabajando junto a la Seremi de Educación para contribuir al clima de convivencia escolar», pues su fin es «abordar este tema con un enfoque de derecho, la no criminalización de los estudiantes y no sólo actuar de forma reactiva, sino que también preventiva».

Desde el municipio, la alcaldesa Valeria Melipillán indicó que pese a tratarse de un colegio particular, decidieron prestar apoyo y ponerse a disposición para colaborar en la elaboración de protocolos «para prevenir estas situaciones de violencia y crear entornos seguros en los establecimientos».

La jefa comunal agregó que se busca «poder atajar estos hechos interviniendo de manera eficiente a los niños que producen estas lamentables noticias y así poder generar acciones de mitigación y atención psicológica».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.