El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

Municipalidad de Quillota y “Mujeres y Ríos Libres” sacaron 80 toneladas de basura desde Humedal Mayaca

Un exhaustivo operativo de limpieza de un tramo del Humedal Urbano Mayaca, en el lecho del río Aconcagua, hacia el poniente desde el puente de Boco, desarrollaron equipos de la Municipalidad de Quillota y voluntarias de la organización “Mujeres y Ríos Libres”.

Como se ha informado, el pasado 14 de marzo se publicó en el Diario Oficial la declaratoria de zona protegida, bajo la condición de humedal urbano, de más de 200 hectáreas de la zona urbana del río Aconcagua, a la altura de Quillota. Esto responde a un trabajo que comenzó con “Mujeres y Ríos Libres”, mediante jornadas de limpieza y otras labores directamente en el territorio, que luego asumió el Departamento de Medioambiente de la Municipalidad de Quillota.

“Estamos haciéndonos cargo”

- Publicidad -

- Publicidad -

Además de gestionar la tramitación legal de la declaratoria, el Departamento de Medioambiente ha colaborado en las labores de limpieza de la organización. Y este miércoles, organizó un operativo amplio, con maquinaria pesada y personal municipal, en el tramo del humedal cercano a la lagunilla La Tagua, que pese a su belleza y gran biodiversidad, históricamente ha sido utilizado por inescrupulosos para botar basura y escombros.

Javier Cisternas Donoso, jefe del Departamento de Medioambiente de la Municipalidad, explicó que “estamos acá con los equipos municipales y la Agrupación ‘Mujeres y Ríos Libres”, que siempre ha estado aquí. Súper agradecidos de ellas, desde el inicio. Ellas fueron las que nos mostraron estos lugares y nosotros hoy día lo que estamos haciendo es tomar esa deuda y haciéndonos cargo definitivamente de esta zona, que en el fondo buscamos que sea conocida para todos los quillotanos, difundirla, prepararla, para que cuando la gente empiece a venir, se empiece a interesar, hacer educación ambiental, poder hacer actividades acá, que la gente, los alumnos nos ayuden a hacer operativos de limpieza, construir infraestructura, letreros camineros, lugares donde la gente pueda venir y se siente a contemplar la naturaleza. Es un trabajo arduo, pero necesario y por supuesto, tenemos que empezarlo. Y en eso estamos hoy día”.

Según explicó el profesional, en la jornada retiraron cerca de 80 toneladas de basura y escombros, en camiones y bateas, con la colaboración del equipo de Protección Civil de la Municipalidad. Sin embargo, la preocupación se mantiene porque, pese a las medidas tomadas para evitar que desconocidos continúen depositando desechos, algunos han vuelto a la carga. Javier Cisternas explicó que el año pasado instalaron una cámara de vigilancia y cortaron varios accesos vehiculares, descubriendo que algunos fueron reabiertos en el último tiempo.

Responsabilidad de todos

Por su parte, Valeska Barrera, integrante de “Mujeres y Ríos Libres”, valoró el trabajo conjunto que están desarrollando con la Municipalidad de Quillota para el cuidado de este espacio natural e hizo un llamado a la comunidad a entender que la protección del medioambiente es tarea de todos.

“Estuvimos un año haciendo jornadas de limpieza, dos jueves al mes. Estaba lleno de basura, de sillones, de camas y todo eso lo fuimos sacando con la batea municipal y a través de solo voluntad de muchas mujeres que venían acá. Logramos que se hiciera la declaración de humedal urbano y ahora ya tenemos maquinaria y a la Municipalidad a full comprometida. Entonces hacemos un llamado, que si bien esta es una responsabilidad municipal, también es una responsabilidad de la comunidad. El agua es un bien de todos y de todas, desde los ecosistemas y los espacios naturales, que están cada vez más degradados. Entonces es importante que todos tomemos conciencia de eso”, explicó Valeska Barrera.

Tanto Javier Cisternas como Valeska Barrera invitaron a la comunidad a visitar este lugar con responsabilidad, así como hacerse responsables de su cuidado, recordando que ahora es un área protegida. Es importante recordar que, tal como se aprecia en carteles ubicados en los accesos al Humedal Urbano Mayaca, está prohibido botar basura y escombros, y quienes lo hagan se exponen a una multa de 5 unidades tributarias mensuales, es decir, casi 278 mil pesos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.