El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

LasTesis: «Los derechos de las mujeres están constantemente amenazados»

El colectivo chileno Las Tesis, conocido por su exitosa performance «Un violador en tu camino», asegura que los derechos de las mujeres y las disidencias están «constantemente amenazados», por lo que hay que «estar atentas, revisando el pasado y el presente, para que el futuro sea feminista».

Esa revisión es parte de la propuesta que hacen con su libro «Antología feminista», una selección de textos que van de 1610 a 2019 y que para ellas son «fundamentales dentro de la historia de los feminismos».

El título es un «collage» de obras en el que Sibila SotomayorPaula CometasDaffne Valdés y Lea Cáceres entrecruzan las miradas de Mary Wollstonecraft, Judith Butler, Alejandra Pizarnik, Paul B. Preciado, Chimamanda N. Adichie, Simone de Beauvoir, Silvia Federici, Virgine Despentes, y Lina Meruane, entre otras, que incluyen fotografías, pinturas y poemas.

- Publicidad -

- Publicidad -

«Es una antología feminista desde nuestro punto de vista, desde nuestra perspectiva como porteñas, de Valparaíso, chilenas, sudamericanas, feministas y también desde la perspectiva interseccional. Intentamos realizar un camino que no fuera cronológico, sino que respondiera a la metodología que nosotras utilizamos en nuestro trabajo creativo«, cuenta a EFE Sibila Sotomayor, integrante del colectivo.

Un libro que puede convocar tanto a personas que ya estén familiarizadas con los feminismos como a personas que no lo están y que desean hacer un primer acercamiento.

EJERCICIO DE MEMORIA

Las activistas creen que es necesario «mirar todo ese camino que se ha hecho para forjar los cimientos de lo que hoy está sucediendo». Pero también, aseguran, hay que verlo desde lo contemporáneo. «Hay que ver cómo se están revisitando, articulando y habitando los feminismos desde distintos espacios, lugares, distintas formas», afirma Sotomayor.

«Es una invitación a que las personas lean y se dejen afectar también por lo que propone este libro, pero sin olvidar los contextos en los cuales esto fue escrito. Comprender que en 1920 hubo palabras que fueron necesarias para que hoy pudiésemos hacernos otras preguntas», agrega.

Para Daffne Valdés, el libro es «un ejercicio de memoria y de archivo» en el que se abordan temas como la violencia machista, las relaciones de poder, la cultura de la violación, el género o los derechos de las mujeres. Y coincide en que, aunque haya cosas que ahora «no tienen mucho sentido» o que ya «parecen naturales», en su momento fueron muy importantes, «fueron una pelea de cuerpo a cuerpo en el espacio público, tal cual hoy».

Como ejemplo pone la batalla por el reconocimiento del aborto como un derecho que han librado los movimientos feministas en los últimos años en varios países de América Latina. Una lucha que en Chile ha empezado a germinar con la inclusión de los derechos sexuales y reproductivos en el borrador de la nueva Constitución que se está redactando.

«Son batallas que hay que celebrarlas porque también sirven de ejemplo o de inspiración para otras partes de la región donde todavía hay tanto por lo que luchar. En Argentina, las compañeras de la campaña por el aborto legal ahora se tienen que preocupar porque las personas puedan ejercer el derecho a abortar, de que no haya objetores de conciencia. Entonces eso es lo que nos toca, estar ahí constantemente atentas», destaca.

CONSTANTEMENTE VIGILANTES

Una vigilancia que se ha intensificado frente al alza de la ultraderecha que amenaza en diversos países del mundo, como Estados Unidos o varios de Centroamérica, con echar abajo los derechos conquistados.

«Tenemos que estar constantemente vigilantes para que no perdamos lo poco ganado y también seguir en esta lucha de cambio estructural social que tiene que ver con esta idea de que el patriarcado como sistema deje de existir. (…) Casi todos los días nos enteramos de cosas más terribles en materia de derechos para las mujeres y disidencias. Es muy lamentable porque la lucha nunca se termina«, enfatiza Sibila Sotomayor.

En cuanto a los retos del movimiento feminista, las artistas creen que siguen siendo los mismos de siempre. «Hay algunos lugares en donde el feminicidio es una situación cotidiana y los esfuerzos de las feministas están en exigir justicia. También están los derechos sexuales y reproductivos y la educación y salud sexual. Varían dependiendo del sector, pero en realidad nuestros derechos están constantemente amenazados«, concluye Valdés.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.