El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

Jóvenes católicos realizan trabajos comunitarios con vecinas de San Antonio

Cerca de 170 voluntarios se han desplegado en la región de Valparaíso,

Directamente a la región de Valparaíso llegaron cerca de 170 jóvenes de Misión País, Capilla País y Siembra, esperando llevar a Cristo a muchas familias, realizando actividades con los vecinos y trabajos comunitarios por medio de estos proyectos organizados por la Pastoral UC. Y hasta el 14 de enero, estudiantes de distintas instituciones de educación superior estarán visitando otras localidades de seis regiones del país.

Bajo el lema “Con los ojos en Chile y el corazón en la misión”, los jóvenes de Misión País quieren trabajar por la Iglesia y poner a Jesús en el centro. “Nuestro lema es así porque queremos darlo todo en esta misión tan especial que nos entrega este año” asegura Paula Witt, una de las coordinadoras generales del proyecto. “Salir a encontrarnos con las personas que lo han pasado mal estos últimos meses, y tener los ojos en ellos, en el Chile de hoy”, cerró.

Misión País surgió en el 2004, luego de que varios jóvenes tomaran conciencia del compromiso que había para transmitir la buena noticia a los demás. Desde sus inicios, el proyecto ha buscado responder a las necesidades de la Iglesia chilena, prestando ayuda a las diócesis del país, siempre de la mano de la Virgen del Carmen, su patrona y modelo misionero. Este año los universitarios están en 17 zonas repartidas de la región de Atacama a Los Lagos.

- Publicidad -

- Publicidad -

Por su parte, Capilla País nació como una iniciativa que busca construir nuevos templos para la llegada del Papa Francisco, y este año levantarán la centésima desde su creación en 2015.

Un hito que, según Sebastián Cerda, coordinador general, es necesario en estos tiempos, “en especial después de los últimos dos años que han sido difíciles para la comunidad. Retomar esto este verano es poder devolverles un poquito la esperanza, poder transmitirles la alegría a los vecinos de las comunidades”.

Siembra UC es un proyecto que levanta espíritus misioneros desde la educación escolar, donde universitarios lideran grupos de escolares de 3° y 4° medio que llevan la palabra de Cristo con la vitalidad que los caracteriza.

La jefa nacional del proyecto y estudiante de Pedagogía, Asunción Marín, tiene claro el rol de este voluntariado: “Van a salir jóvenes muy esperanzados por la misión, y espero que a partir de ellos se pueda recrear esta Iglesia llena de alegría y esperanza”.

Este verano, aún cuando la pandemia ha complicado el panorama, los jóvenes, en conjunto con la dirección de la universidad, han buscado formas para que voluntarios salgan puedan ser un aporte en sus zonas, siempre respetando las estrictas medidas sanitarias. Pase de movilidad, PCR negativo y cuarentena preventiva de tres días previos a la salida son algunas de las exigencias, además de constante uso de mascarilla, distancia social y alcohol gel constante para los voluntarios.

Las misiones y trabajos durarán 10 días, donde, además de las actividades misioneras, los voluntarios realizarán actividades con los vecinos y vecinas, además de encuentros reflexivos sobre la contingencia y su rol como católicos en sociedad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.