El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

Seremi levanta cierre de playas en El Tabo por la fragata portuguesa

La medida de cierre se dio desde el viernes 31 de diciembre.

La tarde del 31 de diciembre la Secretaría Regional Ministerial de Salud decretó el cierre provisorio de los balnearios Chépica A y B de El Tabo y de la Playa del Deporte de Viña del Mar por la presencia de ejemplares de la fragata portuguesa.

 

En los días siguientes la medida se replicó en Puchuncaví y Cachagua. Ayer la autoridad sanitaria, a través de un comunicado, anunció que se levantó la prohibición para la provincia. “La Seremi de Salud decretó durante la tarde de ayer (3 de enero) el alzamiento al cierre provisorio de las playas Aguas Blancas de la comuna de Puchuncaví, Playa del Deporte de la comuna de Viña del Mar y playas Chépica A y B de la comuna de El Tabo”, dice el documento. 

El mismo comunicado agrega que “el dictamen se fundamenta en que, en las labores de monitoreo efectuadas por la autoridad marítima, no se han avistado nuevas especies de fragata portuguesa desde el 31 de diciembre pasado”. Así “se levanta la prohibición de baño y de las actividades de recreación en el ámbito marino”. De todas formas la Seremi llamó a la precaución ante “la eventual reaparición de fragatas portuguesas en el Litoral Central”.

- Publicidad -

- Publicidad -

 

Precisamente eso es lo que advierte el naturalista y conservador del Museo de Historia Natural e Histórico de San Antonio (Musa), José Luis Brito, quien recordó que “tenemos registros de ella (fragata portuguesa) desde 1991 en adelante, casi todos los años en la provincia de San Antonio. De repente los periodistas le ponen más o menos color, dependiendo del interés”. 

-¿Será noticia por el cierre de playas?

 

-El mecanismo de cerrar las playas por la presencia de la fragata portuguesa es un tema que empezó en 2007 o 2008, antes la gente si era picada, no pasaba nada. No se cerraban las playas. 

-¿O será que hay más fragatas portuguesas?

 

-Debido a la deforestación creciente producto de los incendios forestales, cada vez hay menos árboles nativos lo que hace que en la zonas costeras continentales tengamos un aumento de temperaturas respecto a décadas anteriores, lo que hace que a poco de empezar el día se produzca un aumento de temperatura significativa entre el continente y la costa, lo que hace que exista mucho viento y por eso enfrentamos casi todos los días marejadas y marejadillas. Antes tampoco eran habituales. 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.