El Quijote San Antonio
Con el poder de la información

El kilo de pan se aproxima a los 2 mil pesos en San Antonio

El alto precio de la harina y el encarecimiento de los insumos, además del fuerte costo de la bencina, dispararon el valor de este alimento vital para los hogares.

Después de Navidad llegó el mazazo al presupuesto familiar cuando en la mayoría de los negocios de los barrios sanantoninos el precio del pan pasó de los $1.500 pesos por kilo hasta llegar a los $1.800 y en algunos casos $1.900 pesos por cada mil gramos de pan corriente. Sobre las causas que llevaron las marraquetas y hallullas a este precio estratosférico, el sanantonino Mauricio Gallego Orellana, propietario de la panificadora “El Maná” y tercera generación de panaderos, en conversación con Diario El Líder aclaró que “de partida hay que decir que esta es un situación inaudita en las alzas de precios”. “Por eso me gustaría decirle a la gente que nosotros somos la última parte de una cadena productiva de empresas que tienen que ver con el pan, porque primero están los agricultores que siembran el trigo, después están los molineros que lo procesan y lo convierten en harina, después están los repartidores de todos estos insumos y al final estamos nosotros que nos llevamos todos los reclamos porque tenemos un día a día con los clientes, somos la cara visible, pero detrás hay toda una cadena productiva que ha subido sus costos y a nosotros nos toca poner la cara”, aseguró el panificador.

MÁS AMASANDERÍAS

Pero no solamente se ha incrementado el precio del pan, ya que en San Antonio también “ha subido la cantidad de fábricas de pan porque ha aumentado la cantidad de amasanderías, que son como las hermanas chicas de las panaderías, y hay todavía unas fábricas más pequeñas que son las personas que trabajan de manera informal en la venta de pan desde sus casas y eso se ve en todas las poblaciones”, afirmó Gallego. “Yo creo, sin tener la cifra exacta porque habría que hacer un levantamiento, que ha aumentado en un 30 por ciento más la oferta de venta de pan en todas partes”, reveló.

- Publicidad -

- Publicidad -

Según el empresario panificador actualmente “hay más oferta porque durante la pandemia incluso se le enseñó a la gente a hacer el pan en su casa porque estábamos en cuarentena y la gente no podía salir; entonces la gente empezó a hacer su propio pan y en Chile somos el segundo consumidor de pan a nivel mundial por lo que el pan es muy importante para todas las familias. El pan no puede faltar y muchas veces es un almuerzo para algunas personas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.